¿Verdad que nos gustaría “pescar” en una piscifactoría de clientes?


Recuerdo que de pequeño mi padre nos llevó a pasar un fin de semana en un precioso hotel rural llamado El Hostal de la trucha” en Villarluengo. Cuando uno es pequeño, esto de andar río arriba y río abajo con la caña… y encima no pescar nada… vamos, como que no es el fin de semana ideal para un niño de 8 años.

Supongo que mi padre llegó a cansarse tanto de mis protestas, que en un momento dado, tomó la decisión de remontar río arriba hasta la cabecera del valle. Ante mi asombro, en ese lugar lo que encontramos fue una pequeña presa en la que desembocaba una pequeña instalación con las compuertas de una piscifactoría. Allí es donde periódicamente, la piscifactoría “liberaba” algunas de las truchas que contenía y con ello ayudaba a repoblar el río y a mantener el ánimo de los “aficionados” a la pesca como yo.

Nunca sabré si realmente el acercarme a ese lugar ayudó o no, pero la verdad es que allí pesqué mi primera trucha y eso de comer tu propio pescado por la noche, a tan tierna edad siempre quizás hizo que se me quedara grabado en la memoria. Eso, y la “irresistible” idea de pescar “dentro” de la piscifactoría. Cosa que naturalmente nadie me dejó. Aunque en mi ánimo interior siempre pensé que eso hubiera sido lo más fácil, ¿no? ¿Para qué pasear tanto si sabemos dónde están todas las truchas juntas?

Con el paso de los años, uno va teniendo sus experiencias en el mundo empresarial, y como siempre soy de la opinión de que “no hay ninguna empresa que sobreviva sin clientes” siempre comparo esta anécdota con conseguir encontrar un sitio, un patrón de comportamiento, un segmento en el mercado que me permitiera “pescar en la piscifactoría” y no tener que ir buscando, dedicando tanto tiempo a clientes que no terminan en éxito. Pero la pregunta, en esencia siempre es la misma: ¿dónde están los clientes y cómo los reconozco?

En su momento conocí y me desde entonces me ha atraído enormemente el concepto de la ya famosa Estrategia de los Océanos Azules (Blue Ocean Strategy), desarrollada por W. Chan Kim y Renee Mauborgne. En esta estrategia, los autores mediante unos excelentes y ampliamente difundidos ejemplos (Wii, Cirque du Soleil…) exponen su tesis de que una empresa puede conseguir ser ganadora ampliando los horizontes del mercado y generando valor a través de nuevas formas de hacer y entender el negocio (creando océanos azules donde la competencia sea menos feroz, al menos durante un tiempo).

La verdad es que suena fantástico, casi idílico. Y mucho más en el momento actual, en el que pocas empresas ven la luz y algunas de las que ven la luz al final del túnel… la apagarían para ahorrar costes!

Pero la pregunta que todos nos hemos hecho alguna vez es… ¿y por dónde empiezo?

Leer más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Creatividad e Innovacion, Los nuevos entornos Digitales y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Verdad que nos gustaría “pescar” en una piscifactoría de clientes?

  1. sanpecas dijo:

    Siempre es un placer contar contigo por aquí, Manuel. Coméntanos si podemos echarte una mano enalgo en tus nuevos proyectos. Un abrazo, Santiago

  2. Hola Santiago. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí y siempre me arrepiento de no hacerlo mas a menudo.
    Sobre tu pregunta. ¿por dónde empiezo? no tengo una respuesta definida, pero si tengo un método -reconozco que tampoco muy definido- que consiste en lo que yo llamo “rolling the ball” (mover la bola). Consiste básicamente en tener la máxima amplitud de miras posible y en buscar colaboraciones con gente que me permitan llegar donde yo no llego.
    Quizás me pueda explicar mejor con algún ejemplo real. En los últimos meses he abierto la puerta del Interim Management a dos Consultorías de prestigio que no tenían ese servicio en su portfolio y evidentmente mi figura como profesional está vinculada a esa acción entre su cartera de clientes. En definitiva, los estoy ayudando a crear otra línea de negocio.
    Otro tema. Junto con unos amigos y muy buenos profesionales estamos buscando -de momento sin éxito- distintos mecanismos de porder exportar productos agroalimentarios al exterior. De momento nos reunido con gente de Acció 10, Cámara de Comercio, etc…..
    Son dos ejemplos -de momento ninguno de ellos con un éxito notable, ni siquiera suficiente- pero que son un ejemplo de la búsqueda de “océanos azules” en todo momento.
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s